Workshop No.2: Salud, Cambio Climático y Migración

Nuestro mundo está en constante cambio por lo que, al igual que el trabajo de la Cruz Roja.

En los últimos decenios, el cambio climático y la migración han planteado nuevos retos a la forma en que nos preparamos y respondemos a los desastres. Las Sociedades de la Cruz Roja en las Américas-ágiles y resilentes, enfrentándose constantemente a cambios físicos y geopolíticos han incrementado sus servicios para satisfacer las nuevas necesidades. El sábado por la tarde, los líderes de la Cruz Roja y los equipos de trabajo se reunieron para compartir sus experiencias frente al cambio climático y el creciente número de migrantes.

Cambio Climático

Según la Agencia de Manejo de Emergencias de Desastres del Caribe, el cambio climático está afectando a las comunidades de muchas maneras. Estos incluyen pero no se limitan a un cambio en los patrones epidemiológicos, que aumentan el riesgo de enfermedades infecciosas y epidemias en las comunidades; pérdida de la vivienda debido a los desastres naturales más graves; disminución de la producción de alimentos en algunas zonas; y la falta de agua potable debido a las afectaciones a las instalaciones ..

La Cruz Roja Colombiana, ha visto los efectos del cambio climático en La Guajira – en la región noreste del país. Disminución de las lluvias y la sequía severa han amenazado la seguridad alimentaria de las familias que ya se encuentran en riesgo de hambre. Comunidades indígenas, como la Wayuu, experimentaron muertes infantiles por desnutrición, mientras que la epidemia de dengue y chikungunya, sólo agravaron la crisis humanitaria. Con el fin de hacer frente a las consecuencias de la sequía, la Cruz Roja Colombiana desplegó unidades móviles de salud en las áreas que el ministerio de salud no pudo llegar: Hicieron esfuerzos para transportar agua potable y saneamiento a las familias; llevaron a cabo una campaña masiva de información a través de publicaciones, periódicos, radio y las redes sociales.

Por su parte, las Sociedades de la Cruz Roja en Antigua y Barbuda, Jamaica y Suriname han tratado de ayudar a las familias a enfrentar con las consecuencias del cambio climático en muchos aspectos, tales como la recolección de agua de lluvia, la mejora de la eliminación de basura, la introducción de invernaderos, control de roedores, y distribución de redes para mosquiteros. Todos estos esfuerzos han estado dirigidos a mantener a la gente más saludable, más segura y más capaces de hacer frente a las consecuencias del cambio climático y los desastres naturales más graves.

Migración

Guatemala es a menudo un punto de tránsito para los migrantes de América Central, América del Sur, e incluso África. La Cruz Roja Guatemalteca ha detectado que los migrantes suelen tener necesidades de salud significativas, ya que no se atreven a pedir ayuda médica por miedo a la deportación y la falta de acceso seguro a alimentos y agua en sus viajes. Las mujeres migrantes están especialmente en riesgo ya que a menudo se enfrentan a la violencia sexual y la explotación.

La Cruz Roja Guatemalteca ha trabajado en la identificación de las personas necesitadas, brindando asistencia sanitaria, tratando con los casos de violencia familiar y tráfico humano, entre otros.. Incluso han creado un juego de enseñanza llamada Migrapoly, que ha sido adoptado por otras organizaciones. En 2014, la Cruz Roja Guatemalteca apoyó a más de 17,000 migrantes.

Anuncios

Busca una oportunidad para regresar a su tierra

migracion“Nos mira con recelo desde el interior de la carpa donde habita, ubicada dentro de un gimnasio. Estamos en el Albergue La Pampa, en plena ciudad de Iquique, donde ella y muchas otras familias migrantes buscan abrigo y esperanza tras el terremoto que golpeara el norte de Chile el pasado 1 de abril de 2014. Su nombre es Ariel, una caleña (Cali, Colombia) que reside en Chile desde hace siete años junto a su marido y sus dos hijas, una colombiana y la otra chilena.

La catástrofe del pasado abril sacó a luz un problema que todos conocían pero que preferían obviar. Los migrantes forman parte de la población más pobre, la cual se vio gravemente afectada por la emergencia. Existen muchas personas de escasos recursos que se han ido a vivir a zonas urbanas, un alto porcentaje de ellas son migrantes. Alto Hospicio, donde vivía Ariel, es uno de esos lugares. Ella ya no quiere seguir en Chile. Anhela regresar a su país. “Tengo todos mi papeles en regla. Mi hija nació aquí, pero ahora he tenido algunos problemas por ser colombiana. Quiero regresar a Cali. No sé cómo, pero voy a regresar”, enfatizó.

Las Américas albergan alrededor del 27% de los migrantes del mundo, este es un tena ineludible para las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y Media Luna Roja reunidas en Houston en la Conferencia Interamericana. #IAC2015