Tecnología e Innovación en la Cruz Roja

IMG_8687
Daniel Lozano, Cruz Roja Mexicana y el Dr. Akhtar Badshah de Catalyst Innovators Group

Durante una discusión que invitó a la reflexión, el Dr. Akhtar Badshah de Catalyst Innovators Group y Daniel Lozano, Secretario General de la Cruz Roja Mexicana, respondieron a preguntas acerca de cómo la labor humanitaria se ve potenciada gracias a la tecnología y la innovación. Esta sesión fue moderada por Harold Brooks de la Cruz Roja Americana.

El Dr. Badshah abrió la sesión recordándonos que la Cruz Roja es el primer innovador humanitario. “Su fundador era un innovador. Es parte del ADN de su organización. Ahora su reto es continuar innovando a través de un cambio social”, afirmó.

Según él, existe una idea errónea en el mundo, que la tecnología y la innovación sólo está disponible para aquellos que tienen recursos, lo cual hubiera podido ser cierto hace una década, pero hoy en día, en muchas partes del mundo, la gente tiene un teléfono celular incluso cuando no tiene lo suficiente para comer.

Según el Dr. Badshah:

  • La tecnología es el gran nivelador.
  • Todo el mundo puede ser un innovador, porque el precio de entrada solo está en nuestra mentes.
  • El alcance es crítico. Tenemos que pensar en el desde el principio.
  • No se puede separar la tecnología de la gente.

“Con nuestros retos humanitarios actuales, no podemos permitirnos pensar que podemos seguir haciendo lo mismo y aumentar nuestro impacto”, comentó Lozano, complementando lo expresado por el Dr. Badshah.

La Cruz Roja Mexicana piensa todos los días en cómo hacer las cosas de manera diferente, pero siempre manteniendo a los beneficiarios en el centro. Tecnología no siempre quiere decir innovación. La innovación es un proceso de transformación y la transformación está liderada por personas.

IMG_8682Al mismo tiempo, la tecnología puede ser utilizada como una herramienta para la innovación que crea oportunidades para comunidades marginadas y les permite la posibilidad de crear transformaciones que beneficien a su propia comunidad.

Para Lozano, la tecnología fomenta una mayor transparencia, la cual es sumamente importante para desarrollar la confianza del público y hacer que tanto los voluntarios como los beneficiarios se sienten parte del proceso. La tecnología permite a la Cruz Roja Mexicana alertar a sus voluntarios rápidamente. También crea nuevas métodos de capacitación sobre la prevención – como el uso de aplicaciones de Primeros Auxilios.

Este progreso también esta acompañado de desafíos, incluyendo a la seguridad y la gestión de expectativas. La tecnología está a veces presentada como una panacea cuando realmente existen muchos factores adicionales que tienen impacto en el resultado. Además, tan pronto como la gente adopta nuevas tecnologías también lo hacen los criminales.

Hemos visto avances en el uso de la tecnología en la respuesta ante desastres, pero el desafío ahora es usar la tecnología para aumentar la resiliencia de las comunidades. Dr. Badshah recordó a la audiencia que los seres humanos son por naturaleza resilientes, así que la tecnología debe enfocarse en la resiliencia comunitaria. Además, innovaciones relacionadas con la resiliencia deben ser incorporadas en el uso diario de la comunidad para asegurarse que la gente entienda cómo usarlas en momentos críticos.

En conclusión, ambos panelistas se enfocaron en ver la tecnología no como un fin, sino como una manera de ayudar a la sociedad funcionar en su máxima capacidad y que esto sólo se puede hacer manteniendo a las personas al centro del proceso.

“Como movimiento necesitamos enfocarnos en nuestra misión y contar con las empresas que se dedican a la tecnología. Necesitamos enfocarnos en salvar vidas. La tecnología es un facilitador para cumplir con nuestra misión, no un fin”, afirmó Daniel Lozano.

Anuncios

Testimonial

Aurora vive en el Barrio Mitre de la Ciudad de Buenos Aires, en Argentina. Cuando se inundó su casa la #CruzRoja la apoyó, a través del proyecto “En Familia” que en 2013 entregó 387 tarjetas “Recuperación” a personas como Aurora en Barrio Mitre. Este proyecto se trata de una modalidad de asistencia humanitaria basada en la entrega de dinero en efectivo para operaciones de socorro y recuperación eficientes para las poblaciones afectadas por el desastre.

cash in emergencies

Aurora nos contó, “vivo desde que era chica en el barrio, aquí cursé la primaria. Antes el barrio no se inundaba con la frecuencia que lo hace en los últimos años, pero ahora en 2012 y 2013 tuvimos inundaciones cada vez más graves. Vivo sola, quedé viuda hace años y no tengo hijos, mis sobrinos me visitan a menudo y se quedan a dormir en mi casa. Soy jubilada, pero como el ingreso de la jubilación no me alcanza, ellos me ayudan a llegar a fin de mes. Uso bastón porque tengo dificultades para caminar, pero me las arreglo. Cuando fue la inundación del 2 de abril de 2013 a la madrugada, el agua cubrió la casa completamente, destruyendo todos los muebles, etc. Cobré el subsidio del Estado, el cual me alcanzó para reponer algunos elementos básicos. Cuando recibí la tarjeta de #CruzRoja, gasté la plata exclusivamente en alimentos en un supermercado cercano. Conocía a la Cruz Roja porque vienen al barrio a tomar la presión desde hace años, pero nunca había hablado con ellos. Es la primera vez que recibo algo de una organización, estoy muy agradecida por la ayuda que me dieron”.

La innovación se ha convertido en piedra angular para nuestra labor humanitaria, por eso en la #IAC2015 en Houston, Texas, estamos analizando las tendencias para prepararnos y ser cada vez más eficientes en nuestra labor humanitaria.

El futuro de la respuesta humanitaria en América

Alberto Cabrera es Delegado de Innovación para la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y Media Luna Roja en la Oficina de Zona para América. Alberto ha tenido el reto de promover soluciones innovadoras para atender las necesidades de los más necesitados durante emergencias y desastres. La historia de Alberto, y los logros que en materia de innovación ha tenido la #CruzRoja en la región, son parte de los grandes desafíos que tiene las Sociedades Nacionales de América que se encuentran reunidas en la #IAC2015 en Houston, Texas.

Alberto, ¿cuéntanos como has vivido estos dos años como delegado de innovación para la Zona de América ?

AC: Comenzó como un experimento muy intensaste. Cuando llamaba a las Sociedades Nacionales y me presentaba como delegado de innovación, no sabían que esperar. El mismo caso se dio en el Movimiento porque no existía una posición dedicada a la innovación. Ha sido un proceso de primero aprender que queremos hacer con innovación y luego escuchar a las Sociedades Nacionales y conocer que quieren hacer ellas. La innovación ha ido en aumento y tomando mucha velocidad en este último año. Al punto que las zonas de África y Asia Pacifico, ya lo están replicando En la Zona de Asia Pacifico siguiendo el ejemplo de América se ha creado la posición de delegado de innovación.

¿Que se busca lograr mediante la innovación?

Todo esto nació en Haití. Muchas de las iniciativas de innovación se enfocaban en la respuesta en el inicio. Con las primeras herramientas como el Mega V que es un sistema para entrega de ayuda humanitaria usando códigos de barra y también el Open Data Kit (ODK)que permite una más rápida captación de datos en el terreno usando dispositivos móviles con una aplicación de código abierto. Muchas Sociedades Nacionales en América han estado usando estas herramientas en sus respuestas a desastres. Sin embargo debo mencionar que estamos haciendo un esfuerzo para dar a entender que la innovación puede mejorar muchas más que solo la respuesta. Algunas de las Sociedades Nacionales ya están pensando cómo usar estas herramientas en diferentes contextos. Por ejemplo, el ODK se está contemplando para evaluar y captar datos de programas de preparación y recuperación ante desastres.

Con los foros en línea para la Conferencia Interamericana estamos notando dos temas principales. El primero es el hecho que la innovación nos debe permitir ser más transparentes, que es lo que piden los voluntarios, pero no solo hacia los donantes, sino que también hacia los propios voluntarios y beneficiarios. Por otro lado, cómo la innovación puede potenciar la comunicación con beneficiarios y ayudarnos a encontrar nuevas maneras y mecanismos para atender necesidades. Un excelente ejemplo de esto son los dispositivos disponibles para atención a adultos mayores, donde con un botón se puede alertar a personal de la Cruz Roja para atender a la persona en caso de emergencia. Este servicio ya se utiliza en países como Argentina y España.

El año pasado tuviste la oportunidad de ir a África, que pudiste lograr y aprender durante esta misión?

Fue muy interesante dar capacitaciones en el uso de las dos herramientas que se han venido desarrollando y poniendo a prueba en América. El Mega V que es el sistema de distribución que usa códigos de barra, y Open Data Kit para recolección de datos. Durante la misión pudimos capacitar a personal de la Cruz Roja de Kenia, Cruz Roja Española y Cruz Roja Nigeriana. Luego visitamos Sudan. Lo interesante fue que por motivos de visa no pudimos ir hasta Nigeria, sin embargo el personal que entrenamos en Kenia pudo viajar a Nigeria y hacer una réplica del entrenamiento. Esta experiencia fue muy importante porque nos forzó a implementar la herramienta y adaptarla a un nuevo contexto. En Sudan por ejemplo no pudimos usar la nube para cargar información debido a restricciones del gobierno, sin embargo encontramos una manera de solucionar esto usando un servidor local. Aquí el valor agregado es que la solución a este reto también se podría aplicar en Cuba.

Estos intercambios fueron muy enriquecedores y nos mostró que debemos estar siempre listos para cualquier reto y que para facilitar la transferencia de conocimiento debemos contar con material de entrenamiento muy explícito y fácil de usar. Sin lugar a dudas fue una visita exitosa ya que aprendimos mucho y pudimos instalar capacidades en las distintas Sociedades Nacionales.

Uno de nuestros mayores retos, es intentar mantener el ritmo ya este año habido muchísimo interés en la innovación. Las Sociedades Nacionales ya nos están preguntando que sigue. Ahora se trata de cambiar la dinámica para no simplemente entregar productos pero también trabajar con las Sociedades Nacionales para innovar juntos. Para dar un ejemplo ya existen entre 10 y 20 nuevas ideas para el uso del ODK que se están explorando con las Sociedades Nacionales y en colaboración con la Universidad de Washington para crear la próxima versión mejorada del ODK. En fin, seguiremos buscando la mejor manera de empoderar a las Sociedades Nacionales y facilitar sus innovaciones para el beneficio de todos y todas.

¿Qué rol juega la innovación y la tecnología en enfrentar retos humanitarios como el hecho de que cada año son el número de desastres se incrementa y tienen un mayor impacto económico y social?

La mayor parte de las herramientas son de código libre, lo cual implica que no tenemos que pagar por el desarrollo que ya existe y se puede generar sin incurrir en costos adicionales. Esto empodera mucho a la Cruz Roja ayudándonos a saltar la brecha digital porque con una pequeña inversión se pueden desarrollar herramientas propias que atiendan necesidades particulares, operativas o programáticas. Usualmente las tecnologías son creadas en países desarrollados y no necesariamente se aplican a la realidad de los países en vías de desarrollo. Lo que estamos tratando de hacer es permear estos filtros, intentando conocer los retos en terreno y si una herramienta es verdaderamente aplicable o no. La nueva frontera y piedra angular de la innovación es el manejo de información en un mundo más interconectado donde el volumen de información crece exponencialmente. Lo que queremos para la innovación es empoderar cada vez más a nuestro voluntariado para que sean ellos, que conocen los retos humanitarios en sus países y se enfrentan a ellos diariamente, sean quienes lideren la innovación y el uso de la tecnología para fines humanitarios. Este es el mensaje más importante para seguir adelante, si queremos tener éxito toda innovación y tecnología debe estar encaminada a nuestro usuario final, el voluntariado.

Workshop No. 3: Aumentando el impacto a través de la gestión del conocimiento, el aprendizaje y la innovación

Una Cruz Roja mejor preparada, actualizada, innovadora esta capacitada para mejorar el impacto de las actividades que realiza y en especial aumentar el impacto sobre aquellos mas vulnerables.

La gestión del conocimiento continua siendo un reto dentro de nuestro Movimiento por su accionar global, y por los retos naturales, que implican las diferencias culturales, lingüísticas, políticas, digitales e ideológicas existentes en y entre cada país y, por ende, en cada Sociedad Nacional.

Bajo esta premisa, se realizó el taller “Aumentando el impacto a traIMG_8450vés de la gestión del conocimiento, el aprendizaje y la innovación” que busca identificar, analizar y explorar, en un sentido más profundo, el significado y el papel de la gestión del conocimiento, el aprendizaje y la innovación para mejorar nuestra labor humanitaria.

La sesión inicio con una valiosa conversación entre un equipo de expertos, formado por: Ian O’Donnell , Asesor Técnico Senior del Centro Global para la Preparación de Desastres de la FICR; Mario Itzep, Director del Observatorio Indígena de Guatemala; Liliana Aguilar, Coordinadora Nacional de Capacitación. Cruz Roja Mexicana; Brian Watkins, Director Ejecutivo de la Universidad de West Coast, Campus en Miami; Javier Sotomayor, Director del Centro Superior Tecnológico, Cruz Roja Ecuatoriana. El panel discutió a profundidad y con gran participación del resto del grupo, temas como: la gestión del conocimiento, IMG_8454el aprendizaje y la formación desde una visión interna del Movimiento, la transferencia del conocimiento, desde y hacia las comunidades indígenas y poblaciones vulnerables, y los beneficios e importancia de las alianzas estratégicas con universidades.

Posteriormente los participantes de la sesión se dividieron en grupos para analizar los mensajes que se compartirán para el desarrollo de esta temática en el próximo Marco de Acción Interamericano y dar comentarios y sugerencias para su mejora.

En un mundo cambiante, donde los desastres, las crisis y los retos a los que nos enfrentamos como sociedad son cada vez más grandes, es importante que la Cruz Roja, como la red humanitaria más grande del mundo, se mantenga actualizada y transfiera conocimiento de manera eficaz, agregando valor al capital humano, para que tenga los conocimientos y habilidades que requiere para ayudar; por que no solo es hacerlo, es hacerlo bien.