Sistemas de Alerta Temprana en la Guajira colombiana

guajiraCon 4 estaciones meteorológicas ubicadas en la Sierra Nevada de Santa Marta y en los Ríos de la troncal del Caribe, el Sistema de Alerta Temprana (SAT) de la Cruz Roja Colombiana, realiza monitoreo permanente al departamento de la Guajira para detectar en tiempo real posibles emergencias causadas por el Cambio Climático.

El 18 de septiembre de 2011, el SAT detectó una alerta de lluvias torrenciales que permitió el desarrollo de un Plan de Contingencia con la comunidad indicando las rutas de evacuación, los puntos de encuentro en caso de emergencia, colocar las cosas en sitios seguros de la inundación y los puntos de atención de salud en emergencias. Gracias a esta alerta se salvaron más de 700 mil vidas, en un día en el que se reportó un incremento del 300% de lluvias. (Dicha cifra corresponde al registro de un mes).

Este Sistema ha permitido alertar a las entidades de gobierno sobre el fenómeno de la niña en 2010 y 2011, donde las precipitaciones superaron el registro de años anteriores. Así mismo la alerta sobre la temporada de sequía en enero de 2014, meses después sobre los vendavales, la formación de tornados, los efectos de las ondas tropicales y posibles huracanes cercanos al departamento de la Guajira.

El incremento de la severidad de estos fenómenos climatológicos y los impactos que causan en las poblaciones hacen parte de los temas que se están discutiendo en la Conferencia Interamericana de la federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y la Media Luna Roja, en Houston, Texas. #IAC2015

Busca una oportunidad para regresar a su tierra

migracion“Nos mira con recelo desde el interior de la carpa donde habita, ubicada dentro de un gimnasio. Estamos en el Albergue La Pampa, en plena ciudad de Iquique, donde ella y muchas otras familias migrantes buscan abrigo y esperanza tras el terremoto que golpeara el norte de Chile el pasado 1 de abril de 2014. Su nombre es Ariel, una caleña (Cali, Colombia) que reside en Chile desde hace siete años junto a su marido y sus dos hijas, una colombiana y la otra chilena.

La catástrofe del pasado abril sacó a luz un problema que todos conocían pero que preferían obviar. Los migrantes forman parte de la población más pobre, la cual se vio gravemente afectada por la emergencia. Existen muchas personas de escasos recursos que se han ido a vivir a zonas urbanas, un alto porcentaje de ellas son migrantes. Alto Hospicio, donde vivía Ariel, es uno de esos lugares. Ella ya no quiere seguir en Chile. Anhela regresar a su país. “Tengo todos mi papeles en regla. Mi hija nació aquí, pero ahora he tenido algunos problemas por ser colombiana. Quiero regresar a Cali. No sé cómo, pero voy a regresar”, enfatizó.

Las Américas albergan alrededor del 27% de los migrantes del mundo, este es un tena ineludible para las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y Media Luna Roja reunidas en Houston en la Conferencia Interamericana. #IAC2015

La Cruz Roja Colombiana apoya comunidades en la Gestión del Riesgo de Desastres

Cruz Roja Colombiana lideró entre 2013 y diciembre 2014, el proyecto “Tejiendo Redes para Gestionar el Riesgo”, enfocado en la prevención del riesgo de desastres ofreciendo a las comunidades elementos de socorro para enfrentar de la mejor manera posible una emergencia. Por lo menos 20 municipios de en el departamento de Norte de Santander están ubicados en terrenos inapropiados que los hacen más vulnerables a las emergencias por deslizamientos, inundaciones, alud de tierra, entre muchos otros fenómenos de remoción de masa.

Este proyecto es financiado por ECHO, Cruz Roja Alemana, Cruz Roja Holandesa y Cruz Roja Noruega, ejecutado por la Cruz Roja Colombiana, a través de la dirección nacional del socorro y la Seccional Norte de Santander.

El proyecto tuvo como meta inicial alcanzar a 10 mil colombianos, pero gracias al empoderamiento de los líderes de las entidades departamentales y locales se logró llegar a 17.572 nortesantandereanos de manera directa e indirecta a 5.639, para un total regional de 23.011 personas beneficiadas en cada uno de los cuatro escenarios de alcance que arrojó el proyecto, eso nos habla de todo el departamento de Norte de Santander.

El proyecto estuvo orientado a cambiar mentalidades y hábitos de vida para que las comunidades y autoridades lograran empoderarse y conocieran de primera mano su responsabilidad frente a la Gestión del Riesgo en Desastres. Además se logró que los 23 mil beneficiarios conocieran los efectos del cambio climático, puesto que al inicio del proyecto se detectó que las comunidades no tenían en cuenta el cuidado de los recursos naturales y su asociación con las emergencias. Ahora conocen que cuando se talan los árboles, se contaminan las fuentes de agua hay mayor riesgo de sufrir cualquier tipo de emergencia, aún más si se encuentran en zonas rurales. Se incentivó el manejo adecuado del agua, la disposición de los desechos orgánicos y las basuras.

La gestión efectiva por parte de las comunidades de los riesgos de desastres hacen parte de la Conferencia Interamericana de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y la Media Luna Roja que se está llevando a cabo en Houston, Texas. #IAC2015